FLOR DE LA VIDA ENCERRADA EN UNA FLOR DE LOTO EN TONOS ROJOS, BLANCO Y DORADO

“Flor de la vida encerrada en una flor de loto en tonos rojos, blanco y dorado”

Este trabajo fue un encargo muy especial, para una persona tan sensible con buena, tan dulce y adorable… Una persona que aún no sabe que ella es más poderosa y más mágica que la propia Flor de la Vida, que sólo necesita creer más en ella y mirar hacia un futuro que la espera con los brazos abiertos y un sinfín de oportunidades grandes y bellas. Ya me había encargado otro trabajo similar, para su casa, pero esta vez, el nuevo cuadro sería un punto focal importante en la decoración de una cabina de belleza.

Como he dicho, el tema central del cuadro es la Flor de la Vida.

Y que es la Flor de la Vida?

La Flor de la Vida es una estructura matemática, se trata de una figura geométrica que se compone de 19 círculos con el mismo diámetro y 36 arcos circulares que constituyen un conjunto de forma hexagonal, el cual se incluye a su vez en un círculo mayor. Los 19 círculos completos se solapan formando patrones radiales simétricos semejantes a flores. Esta forma geométrica y muchas parecidas, se han utilizado desde la antigüedad como ornamento para decorar todo tipo de superficies.

Sus primeras apariciones no están claras, datan entre el antiguo Egipto y la cultura Griega, incluso Leonardo Da Vinci la tiene dibujada en el Códice Atlántico.

En cuanto a su significado, hay una vertiente que dice que el Dios Egipcio Tot reveló que la Flor de la Vida contiene, dentro de sus proporciones, todos y cada uno de los aspectos de la vida que existen, contiene; cada fórmula matemática, cada ley física, cada armonía de la música, toda forma biológica, cada átomo, cada nivel dimensional, es decir, absolutamente todo lo contenido en universos en forma de onda.

El símbolo de la Flor de la Vida está considerado como sagrado en diversas culturas alrededor del mundo, tanto antiguas como modernas. Parece que tiene la habilidad de demostrar como todas las cosas provienen de una fuente y están íntima y permanentemente tejidas entre sí.

Ya sea símbolo sagrado o sólo motivo ornamental, es verdad que tiene cierto poder de atracción, del tipo que sea. Y es que realmente todos necesitamos apoyarnos en algo para dar una explicación a nuestra existencia de alguna manera… Cada quién lo encuentra en cosas diferentes…

Para realizar el trabajo utilicé un bastidor de 46×38 cm e hice el trabajo con punteado en diferentes tonos de color “rojo”, “blanco” y “dorado”. Le dí un acabado con barniz brillante.

El resultado fue un bonito cuadro que fue recibido y celebrado con una gran emoción, un significado muy especial iba implícito en el propio cuadro y no sólo en el dibujo de la flor de la vida.

Si deseas más información puedes escribirme al e-mail: elrincondenena18@gmail.com y con mucho gusto me pondré en contacto contigo para contarte todo lo que estés interesado/a en saber. También rellenando el formulario de contacto de la barra que aparece en la página de inicio.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *