PASADOR DE NIÑA CON ROSAS AZULONAS Y MARFIL Y CAIDAS CON CINTAS DE ORGANZA

” Pasador de niña con rosas azulonas y marfil y caídas con cintas de organza “

Elaboré estos pasadores para cinco niñas que iban a llevar las arras en la boda de sus tíos.

Tenía que ser el complemento ideal para unos vestidos en seda salvaje color azul turquesa  y repletos de bordados con pequeños grupos de flores en color azulón. Llevaban una chaquetita corta, hasta la cintura en el color azulón de los bordados del vestido, los zapatitos también eran azulones.

Las niñas llevarían el pelo semirrecogido con el pasador en la parte central de la cabeza por detrás.

Sobre una cinta de raso monté el grupo de flores con rositas azulonas y pequeñísimas florecitas marfil, para luego coserlo al pasador.

Con cinta de organza muy finita, hice las caídas.

El resultado final fue un pasador sencillo y elegante que combinaba a la perfección con los trajes y los peinados de estas cinco princesas.

 

DSC_0145

Si deseas más información puedes escribirme al e-mail: elrincondenena18@gmail.com y con mucho gusto me pondré en contacto contigo para contarte todo lo que estés interesado/a en saber. También rellenando el formulario de contacto de la barra que aparece en la página de inicio.

RAMO DE NOVIA CON ROSAS COLOR CORAL Y ESCARAMUJOS

“Ramo de novia con rosas color coral y escaramujos”

Elaboré este ramo utilizando rosas en color coral y escaramujo, en un principio, la novia sugirió la idea de añadir, de una forma salteada, trigo, pero al hacer la prueba no nos terminó de convencer, pues el toque campestre que le daba al ramo, restaba importancia y peso a las propias rosas, además de no empastar demasiado bien con el vestido de novia y el tipo de peinado.

El vestido, en un mikado de seda, llevaba unos finísimos tirantes y un cuerpo ajustado en la cintura con drapeado en la parte derecha y un tenue bordado en pedrería en la izquierda, que caía, en disminución por la falda que llevaba una sobrefalda en forma de trapecio, que se abría en triángulo para dejar a la vista el interior con el bordado. Por detrás, la falda, confluía en una gran cola.

El peinado era un semirrecogido con tirabuzones gruesos adornado con un tocado muy ligero de pequeñas piezas de cristal, situado en la parte central de la cabeza, por detrás, donde enganchaba el velo semiamantillado.

La combinación de traje y peinado, descartaban el trigo de la composición del ramo, pero empastan bien flores de relleno en color amarillo y como base, helecho macho, la empuñadura la forré con hojas de espilastra y le puse una lazada de organza y raso en el centro, en color blanco roto, como el vestido.

Como nota anecdótica, he de decir que la novia tiene un carácter muy indeciso, tanto, que estuvimos decidiendo el color y el tipo de flores durante semanas, el tiempo pasaba sin tregua y la decisión final fue a una semana de la boda, me trajeron las rosas de Holanda, que llegaron el día anterior de la boda, a última hora de la tarde. Resultó bastante estresante el hecho de no saber con certeza si las flores llegarían a tiempo, pero al final, después de tanto nervio, todo salió mejor de lo esperado y el ramo, tuvo un gran éxito entre los invitados a la boda.

 

IMG_20150602_192837

 

IMG_20150602_192910

 

IMG_20150602_192837

 

Si deseas más información puedes escribirme al e-mail: elrincondenena18@gmail.com y con mucho gusto me pondré en contacto contigo para contarte todo lo que estés interesado/a en saber. También rellenando el formulario de contacto de la barra que aparece en la página de inicio.

PASADOR DE NIÑA CON LAZOS DE ORGANZA

“Pasador niña con lazos de organza”

Realicé estos pasadores para una princesa que iba a llevar las arras en la boda de sus tíos.

La pequeña llevaba un vestido en color blanco roto y con una banda en un color ciruela.
Me solicitaban algo sencillo, pero que a la vez llenara, ya que el pelito de la pequeña es muy fino.
Trabajé con cinta de organza, de aproximadamente dos dedos de ancho en color blanco roto y ciruela con la que hice una lazada doble y en el centro, a modo de nudo, coloqué una pequeña flor de tela en color blanco.
Con cinta de organza, de aproximadamente un dedo de ancho, en color blanco roto y ciruela, hice las caídas.
El resultado final;  dos pasadores sencillos y elegantes que fueron el complemento perfecto para el peinado de  una princesa como nuestra protagonista.
IMG-20160425-WA0005
Si deseas más información puedes escribirme al e-mail: elrincondenena18@gmail.com y con mucho gusto me pondré en contacto contigo para contarte todo lo que estés interesado/a en saber. También rellenando el formulario de contacto de la barra que aparece en la página de inicio.

RAMO DE HORTENSIA BLANCA, ROSAS COLOR ROSA Y CAÍDAS CON HIEDRA

“Ramo de Hortensia blanca, rosas color rosa y caídas con hiedra”

Este ramo me lo encargaron para una boda civil muy peculiar, la ceremonia se celebró en el ayuntamiento de un pueblo de la comunidad de Castilla-La Mancha y el resto de la misma fue en un balneario situado en otro pueblo de la comarca.

La novia tenía un capricho especial para su ramo,  éste tenía que tener una hortensia blanca, capullos de rosas en color rosa y hiedra que hiciese de caída del ramo.
El vestido de la protagonista, en sí, no era de novia como tal. Se trataba de un vestido de firma, largo, en color blanco roto, de un tejido ligero y muy vaporoso, con un corte que semejaba el helénico, pero sin ser estrictamente griego.
El peinado, fue un semirrecogido con rizos cayendo en cascada.
La elaboración del ramo no fue tan costosa como encontrar la famosa hortensia, dado que la boda no se iba a desarrollar en época de hortensias blancas y la búsqueda fue complicada, mi proveedora me consiguió, después de mucho esfuerzo, una maceta con dos grupos de flores de dicha planta y me la tuvo que traer del extranjero.
Una vez que la hortensia blanca, los capullos de rosa rosas y la hiedra, estaban bajo mi control, tenía que conseguir armonizar el conjunto y para ello me decanté por añadir unas freesias rosas, paniculata blanca como flores de relleno, unas cintas para decorar y hojas de espilastra para cerrar la empuñadura.
Como remate final, en el extremo opuesto de la caída del ramo, el de la hiedra, puse una flor hecha  del mismo material que las palmas infantiles que desfilan en la procesión de Domingo de Ramos en Semana Santa.
Como todos los ramos de novia que hago, tienen una anécdota curiosa a su alrededor. La de éste fue tan sonada, que casi no llega a la ceremonia…
La boda era de mañana, el ramo lo hice en Madrid y me puse en camino con tiempo suficiente para llegar a tiempo.
Al llegar al hotel rural, los dueños no estaban y tuvimos que buscarlos por todo el pueblo, ahí se perdió mucho tiempo, después de encontrarlos, acomodarme en la habitación y prepararme acorde a la ocasión, había que ponerse en camino hacia el pueblo de la ceremonia, sin GPS y por unas carreteras secundarias muy mal asfaltadas, el reloj corría en nuestra contra, la hora de la ceremonia llegaba y tanto el ramo como yo, nos encontrábamos perdidos alrededor de un gran y famoso pantano.
La persona que ofició la ceremonia tuvo a bien retrasar el evento hasta la llegada del ramo.
Después de casi 20 minutos y con la puerta del ayuntamiento llena de gente esperando nuestra llegada, cuál caída del maná, llegó el ramo a completar la belleza de la novia y al fin todo siguió su curso natural.
 DSC02235
DSC02241
Si deseas más información puedes escribirme al e-mail: elrincondenena18@gmail.com y con mucho gusto me pondré en contacto contigo para contarte todo lo que estés interesado/a en saber. También rellenando el formulario de contacto de la barra que aparece en la página de inicio.